Generalmente, lo que alimenta y da energía a nuestro organismo es la glucosa en forma de carbohidratos como la harina, los granos, las verduras y las frutas. Pero cuando reduces drásticamente la ingesta de carbohidratos en la dieta Keto, el cuerpo se autoabastece de grasa almacenada. El hígado utiliza la grasa para producir ácidos llamados cetonas, y estas cetonas se liberan de nuevo en el torrente sanguíneo y se utilizan como fuente de energía.
Por favor ayúdame con esta duda: Estoy comenzando con la dieta cetogénica y realmente me cuesta mucho identificar si estoy en cetosis o no, pues no sé si tengo los típicos síntomas de estar entrando, o si me estoy pasando con los carbohidratos, principalmente porque disfruto mucho de beber café. El problema está en que el café al que tengo acceso es el torrefacto, que a lo mejor entre un 10 y un 15% es azúcar. Es café molido pero no soluble y lo preparo con un filtro. Una cucharada de té (7gr.) trae aproximadamente 5gr. de carbohidratos y aporta 30 calorías. Mi pregunta es ¿Impacta demasiado en la cetosis como para sacarte de ella, a pesar de practicar ayunos intermitentes con frecuencia? ¿El café se puede consumir en esta dieta solo si es café de grano y sin aditivos?
La Dieta Cetogénica o Dieta “Ceto” ha  crecido en popularidad durante los últimos veinte años.  Es una dieta natural que ha sido implementada por varias tribus y pueblos de todo el mundo durante miles de años y se ha utilizado como un medio para controlar la epilepsia. La Dieta Cetogénica comenzó cuando se descubrió en la década de 1920 que las mejoras en la actividad epiléptica comenzaron unos días después de que se agotaron las reservas de glucógeno. El individuo cambió a usar cetonas para obtener energía. Luego se sugirió que las personas con epilepsia podrían obtener los mismos beneficios neuroprotectores si comían una dieta que los mantuviera en un estado de cetosis sin tener que ayunar.  En respuesta a esta información, los médicos comenzaron a prescribir una dieta con un 85-90% de grasa, con el resto de las calorías provenientes principalmente de proteínas y pocos carbohidratos y, por lo tanto, nació la Dieta Ceto.
Preparación: Comenzamos trazando una rejilla sobre la parte grasa de la ternera. Yo he usado una tapilla, haciendo unos cortes de poca profundidad para que casi no lleguen a la carne. Podemos hacerlos a una distancia de 1 cm cada corte del anterior y después trazar cortes perpendiculares para hacer la rejilla. Mezclamos las especias y el azúcar moreno en un bol. Una vez hechos los cortes, barnizamos ligeramente la carne con aceite de oliva y añadimos la mezcla de especias frotando con la mano para que se impregne en el exterior. Espolvoreamos con un poco de guindilla en polvo y la colocamos en una fuente de horno. La cocinamos a 150º durante 1 hora. Al terminar, es muy importante envolver la carne en papel aluminio y dejar que repose durante unos 30 minutos. Así los jugos recirculan y se asientan quedando la carne tierna y jugosa. Cuando esté fría, ya se puede cortar en filetes finos, como si fuera fiambre. Para hacer la salsa, mezclamos la soja con el agua y el almidón de maíz, (si no tienes puedes sustituirlo por una cucharada de miel). Añadimos el aceite de sésamo y las semillas de sésamo y cortamos muy fina la parte verde de una cebolleta. Mezclamos todo batiendo con un tenedor durante un par de minutos y la servimos en un cuenco para que cada cual pueda aliñar sus porciones de carne.
Marcos, excelente artículo. Hace cerca de tres años que te sigo y he adquirido varios de tus programas, todos son fantásticos. Mi problema es que desde que he comenzado con la reducción de carbos padezco gran estreñimiento, y el agua no es problema. Estaría muy bueno si pudieras dedicar comentarios sobre el estreñimiento y la reducción de carbos-cetosis. Tal vez sea falta de algún micro nutrientes…
×