Preparación: Para limpiar bien las navajas, se introducen en un recipiente con agua y un poco de sal y se dejan allí varias horas para que las navajas expulsen la arena que contienen en su interior. Luego se sacan y se lavan con agua fresca. Se pone la plancha a calentar y se echa un chorrito de aceite que después se retira con un papel. Cuando la plancha esté bien caliente se colocan las navajas sobre la plancha, sazonándolas con un poco de sal. Será suficiente con dejarlas en la plancha durante dos minutos para que estén en su punto. Mientras se cocinan las navajas, se pican bien los dientes de ajo y el perejil, mezclándose de forma uniforme. Al sacar las navajas de la plancha se coloca una cucharadita de esa mezcla sobre cada una y se sirven bien calientes. El toque especial se consigue repartiendo sobre las navajas el aceite y el agua que hayan soltado en la plancha.
La razón de esto es que las comidas altas en carbohidratos pueden aumentar la retención de líquidos en el cuerpo. Al dejar de comer alimentos altos en carbohidratos, perderás este exceso de agua y sal a través de los riñones, lo cual hace que orines más frecuentemente. Durante la primera semana, antes de que el cuerpo se haya acostumbrado, esta liberación de los líquidos retenidos puede causar deshidratación y falta de sal, provocando los síntomas detallados previamente.
En una dieta cetogénica, todo tu cuerpo cambia su provisión de energía para funcionar casi exclusivamente con grasa, todo el tiempo. Los niveles de insulina se reducen y la quema de grasa aumenta drásticamente. Se vuelve fácil acceder a tus depósitos de grasa corporal para quemarlos. Obviamente esto es maravilloso si estás tratando de bajar de peso, pero hay también otros beneficios menos evidentes, como por ejemplo, tener menos hambre y alcanzar una provisión estable de energía.
¡Hola Marcos! Tengo una amiga a la que le sobran 100 kilos y salvo la obesidad no tiene ningun problema más de salud (ni diabetes, colesterol, hipertensión,…)¿tú crees que podría realizar esta dieta que propones de continuo hasta que pierda ese peso sobrante? ¿Debería de contar caloriass, por ejemplo tomar 1000 calorias al dia? Muchas gracias por adelantado Marcos
Hola, gracias por este podcast y artículo que recoge la mayoría de lo que hay que saber sobre el estilo de vida de la dieta cetogénica. Una pregunta sobre vuestro comentario acerca de las dudas sobre llevar esta dieta a largo plazo, y especialmente que puede afectar a la flexibilidad metabólica pero en el sentido contrario y hacer que el el cuerpo no sepa ya usar los CH y cree picos de insulina “como si fuéramos diabéticos”: en qué aspecto científico se basa tal supuesto?

Hola Elio, por un lado hay beneficios específicos para la salud, además de bajar un poco más el % de grasa 🙂 Hago en cualquier caso períodos cortos, 2-3 semanas, bastante tolerables. Pero es cierto que para no bajar mucho de peso prefiero no recortar calorías durante la mayor parte del año y usar enfoques como Ayuno Intermitente, que ofrece muchos de los mismos beneficios que la restricción calórica sin la pérdida de peso (asumiendo que no hay déficit calórico, claro)


En España estamos acostumbrados a cocinar con aceite de oliva, pero no así en el resto del mundo, aunque cada vez el ‘oro líquido’ se va introduciendo más en la cocina internacional. Es el quinto alimento imprescindible y, si es posible, que sea virgen extra, lo que le da aún más calidad. Es una fuente de grasa pura de máxima calidad, la que mejor le viene a nuestro organismo y, además, podemos tomarlo en infinidad de recetas: en crudo y pasado por la sartén. También las aceitunas, de donde procede el aceite de oliva, son bienvenidas.
Tuve un mono fuerte con el azúcar (unos 5 días) y con el pan (unos 8-10 días). Pero después se esfumó. Y ni me acuerdo del pan ni de los dulces; se trata de un cambio de hábitos. Mi nevera sólo tiene productos frescos. Los desayunos son una fiesta, cada día diferentes y se acabó la omnipresente tostada (el truco de apartar un poco de la cena del día anterior para tomar con el desayuno es la caña). Vegetales a tutti pleni, carnes, pescados, yoghurt griego, frutos secos… tengo mucho donde elegir.
×