Sólo hay un inconvieniente: mi naturaleza me inclina a compartir mis nuevos hábitos con todo el mundo, y en general te miran como un marciano… “¿No comes pan ni pasta? Te vas a poner malo!! ” En fin… Tenemos el diseño que tenemos tras cientos de miles de años en los que el acceso a HC de rápida absorción ha sido limitado e incluso nulo durante muchos momentos, por eso cuando llegaba es aposibilidad, nuestro equilibrio hormonal habitual se paraba, aparecía la insulina a tope, y se aprovechaba ese momento. Pero nuestro cuerpo está preparado para usar ese mecanismo de forma puntual… no 5 veces al día todos los días de nuestra vida… así nos va.
Hay mucha información acerca de las pocas calorías que se necesitan para mantenimiento en cetosis. En mi caso en particular, aunque no sigo una dieta cetogenica, sigo un enfoque low carb alto en grasas con ayunos 16/8 y algunos días incluso 24h. No se si es mi metabolismo o la edad o el trabajo sedentario, pero puedo decir que si, que cada vez funciono mejor con pocas calorías, incluso a nivel de deporte y entrenamiento. Entonces, mi reflexión es, si con las dietas altas en grasas se puede rendir comiendo menos, directamente significa menos consumo e indirectamente más sostenibilidad y menos residuos derivados de la dieta. Ojo, sostenible y respetuosa siempre que hablemos de una dieta basada en alimentos de verdad, no de productos procesados.
Preparación: Empezamos sacando el pollo de la nevera al menos una hora antes de cocinarlo, para que esté a temperatura ambiente. Precalentamos el horno a 220ºC o 225ºC. En un bol mezclamos la sal, la pimienta y el tomillo. Repartimos 2/3 partes de esta mezcla por la superficie de todo el pollo, masajeando con las manos para que se impregne bien. El resto de la mezcla la juntamos con el ajo aplastado y la nuez de mantequilla. Untamos el interior del pollo con esta mezcla. Las dos cucharaditas de mantequilla las repartimos sobre el pollo. Si queréis, podéis atar el pollo con un trozo de bramante para que las alas y los muslos queden más pegados al cuerpo. En una bandeja que pueda ir al horno ponemos el pollo apoyado sobre un lado (si la bandeja es pequeña ira mejor pues quedará más fácilmente apoyado). Lo horneamos 25 minutos, cuando haya transcurrido la mitad de este tiempo podéis sacar el pollo para salsearlo con los jugos que se habrán formado, pero sin cambiarlo de posición. Pasado este tiempo, lo volvemos a sacar y lo colocamos del otro lado. Podemos añadir un chorrito de agua, lo regamos y horneamos otros 25 minutos. A media cocción sacamos de nuevo el pollo y repetimos la operación de salsearlo, de nuevo sin cambiarlo de postura. Pasado este tiempo colocamos el pollo con el dorso hacia abajo. Regamos y lo ponemos de nuevo quince minutos más. Lo sacamos, le damos la vuelta y o dejamos quince minutos más. Dejamos reposar tapado unos 10 minutos antes de servir.
La dieta cetogénica se caracteriza por una alimentación rica en grasa, adecuada en proteínas y baja en carbohidratos. Debe ser calculada por ratios, que pueden variar en 2:1, 3:1 y 4:1. El médico indicará el ratio que mejor se ajuste a las necesidades del paciente, controlando la aparición de déficits nutricionales. Este ratio deberá mantenerse en cada comida.
"La gente piensa erróneamente que es una dieta de carne, y eso no es cierto", dice Kristen Mancinelli, autora de 'The Ketogenic Diet: The Scientifically Proven Approach to Fast, Healthy Weight Loss' ('La dieta cetogénica: el enfoque científicamente comprobado para perder peso rápida y saludablemente'). La experta afirma que no tenemos ni idea, pues "cuanta más proteína comamos, menos probable será que entremos en estado cetogénico". Sin embargo, debes saber que comer grasa sin ton ni son tampoco es el camino.
El tercero es la carne y aquí incluimos tanto las magras como las grasas y las procedentes de las aves. Es, posiblemente, la base de una dieta cetogénica ya que no contienen carbohidratos y es un alimento rico en vitaminas y minerales, además de en proteínas de alta calidad. Un truco para adelgazar para quienes sigan esta dieta es elegir carne ecológica ya que esos animales producen más cantidad de antioxidantes y ácidos grasos Omega-3. 

Los contrarios a la dieta cetogénica afirman que es perjudicial porque contribuye en el aumento del colesterol. Esto es porque es muy rica en grasas de origen animal. Pero actualmente existe una línea de investigación contraria que afirma que las grasas saturadas (de origen animal) no influyen en el colesterol. Por el contrario, las grasas saturadas pueden mejorar hasta las tasas de triglicéridos y el colesterol bueno (HDL). La verdad es que se necesitan más estudios para profundizar en este asunto.

Dirty keto diet: “Dirty” is the apt term, as these version of keto follows the same strict percentages (75/20/5 of fat/protein/carbs) but rather than focusing on healthy versions of fat like coconut oil and wild salmon, you’re free to eat naughty but still keto friendly foods like bacon, sausage, pork rinds, diet sodas and even keto fast food. I do NOT recommend this.


Se ha propuesto la dieta cetogénica como abordaje terapéutico en enfermedades neurodegenerativas. Entre los mecanismos de acción de una dieta alta en grasas y baja en carbohidratos se ha observado que: los cuerpos cetónicos actúan como agentes neuroprotectores elevando los niveles de ATP y reduciendo la producción de especies reactivas de oxígeno (ROS) en los tegidos neurológicos, junto con un aumento de la síntesis de mitocondrias, lo que podría ayudar a mejorar la regulación de la función sináptica. También se ha visto un aumento de la síntesis de ácidos grasos poliinsaturados estimulada por la presencia de cuerpos cetónicos, pudiendo tener un papel regulador de la excitabilidad de la membrana neuronal. Por otro lado se ha visto que al reducir el metabolismo de la glucosa a partir de una dieta cetogénica, se activan mecanismos anticonvulsivos y junto con una restricción calórica presenta un efecto neuroprotector, incluyendo una función mitocondrial mejorara y un estrés oxidativo disminuido así como la inhibición de mediadores proinflamatorios, tales como las citoquinas. (estudio, estudio, estudio,
Para hacer sostenible un descenso en tu peso y medidas debes estar en un deficit LIGERO durante un tiempo más prolongado. La dieta cetogénica sigue esto, con la diferencia agregada de que consume pocos hidratos de carbono para que el sustrato energético que use tu cuerpo sea grasa de manera que no cubras tus necesidades con carbohidratos y que puedas consumir tus reservas. Es recomendable.
Llevo un mes haciendo la dieta. He bajado solo 9 libras. Me dicen que he bajado más en volumen ya que si se nota que mi abdomen ha bajado notablemente, pero solo he bajado esas 9 libras. Generalmente desayuno huevo y cerdo y ceno aguacate con queso aceite de oliva y huevos y cerdo. También consumo nueces. En eso se ha basado mi dieta. También mariscos ya sea atún o pulpo. Los fines de semana ayuno durante el desayuno. No me gusta hacer ejercicio, lo que hago es hacerme masajes reductores. Por lo que no sé si darle casi todo el mérito a los masajes por la pérdida de medidas y pensar que la dieta no ha funcionado. Cómo llevo un mes haciendo la dieta me han entrado ansias horribles de comer carbohidratos solo de pensar en ellos se me hace agua la boca, pero no lo hago, ni los miro. Me recomendaron que debía tener un día de descanso después de la 3ra semana así que ya lo tuve el sábado pasado. Qué recomendaciones me puede dar. Ya que en resumen siento que he bajado poco en peso aunque algo notable en volumen pero pienso que son los masajes.
Es posible que también hayas oído hablar de un Keto 30 Challenge, un programa de dieta de un mes comercializado por KetoLogic que incluye una gran cantidad de suplementos especiales. Honest Keto Diet, una compañía recientemente presentada en Tanque de tiburones, vende pastillas para perder peso similares. Los suplementos ceto costosos incluyen ingredientes como las cetonas diseñadas para suprimir el apetito, electrolitos para los efectos deshidratantes de la dieta, ciertas vitaminas y minerales, e incluso cafeína.

Anecdotally speaking, people do lose weight on the keto diet. Heather Wharton, a 35-year-old business relationship manager from Tampa, Florida, lost 140 pounds since starting the keto diet in January 2016: “I plan on being on the keto diet for the rest of my life,” says Wharton. “My husband and I consider ourselves to be food addicts, and the keto diet is what we use as a form of abstinence from trigger foods that have sugar and other carbohydrates." A typical day of eating for Wharton includes coffee with a protein supplement, a cup of unsweetened cashew milk, cauliflower rice with ground turkey and liquid aminos (a carb-free substitute for soy sauce), spinach, six slices of turkey bacon, six eggs, and a little salsa.


1. Decídete por una forma para contar carbohidratos. Te recomiendo usar fitbit.com, es un sofware gratis en Internet, de la popular banda de la muñeca para contar pasos, que funciona como un diario personal de tus alimentos diarios, te indica cuantos carbohidratos tiene cada alimento y te realiza las sumas de macronutrientes y calorías. Revisar aquí como contar calorías.
×