Los medidores de cetonas en la sangre muestran un nivel exacto y actualizado de los niveles de cetonas en la sangre. Actualmente es el producto de referencia y la forma más exacta de medir el nivel de cetosis. Sin embargo, la mayor desventaja es que son bastante caros: un medidor, que viene con 10 tiras para analizar cetonas y 30 agujas incluidas, cuesta alrededor de $110 y $2 adicionales por cada prueba después.
Yo comencé en Enero y mi vida ha cambiado. He dejado los cereales, vegetales con mucho almidón y el azúcar. Como 100% productos naturales, controlando la fruta, que tomo de forma puntual y por la mañana (excepto frambuesas, fresas, arándanos y demás frutos rojos que tomo en cantidad). Duermo mejor. Rindo mejor en el gim. Se han esfumado mis ataques de “hambruna” He bajado mi procentaje de grasa corporal desde un 25 a un 17 %, aunque he perdido sólo 5 Kg. Mi masa muscular ha aumentado al 57%. Y con 42 años, ya acumulaba dos análisis seguidos con colesterol alto (del malo), que también he eliminado.
Asociado a lo anterior encontramos también que reduce los niveles de azúcar en sangre con grandes mejoras para personas que padecen diabetes de tipo 2 ya que la resistencia a la insulina es la principal característica de la diabetes tipo 2. Una característica primaria de la resistencia a la insulina es una capacidad deteriorada de las células musculares para absorber la glucosa circulante. Una persona con resistencia a la insulina desviará una mayor proporción de carbohidratos dietéticos al hígado, donde gran parte de éstos se convertirán en grasa (lipogénesis). Cuando se restringen los carbohidratos de la dieta se reduce la conversión de éstos en grasa, mejorando o desapareciendo los síntomas asociados a la resistencia a la insulina.
Si bien la investigación apoya la idea de que consumir cantidades moderadas de cafeína es algo bueno, la ciencia sugiere que los beneficios se ven principalmente en el café y el té, dos bebidas de origen vegetal con antioxidantes. Entonces, mientras que algunos de estos suplementos intentan hacer lo mismo (Ketoburn proporciona betacaroteno), el consumo de formas suplementarias de antioxidantes simplemente no tiene el mismo efecto bioquímico que tomarlos en su forma más natural. Además, no hay garantía de que los antioxidantes estén realmente ahí, ya que la FDA no regula los suplementos.
No obstante, siguiendo un enfoque “low carb”, es decir, una dieta baja en carbohidratos, sin necesidad de llegar a cetogenica, además acompañada de ayunos intermitentes y entrenamientos en ayunas, se pueden conseguir adaptaciones similares en cuanto a la flexibilidad metabólica (estudio). Entrenamientos con depósitos bajos en glucógeno (low carb+ayunos) puede también mejorar el uso del cuerpo de las grasas como fuente de energía (mejora de la flexibilidad metabólica).
Me encanta este suplemento! Había estado luchando con mi dieta ceto por un tiempo ahora, porque yo siempre estoy rodeado de carbohidratos. Poco después de que empecé a tomar este suplemento mi apetito comenzó a reprimir un poco y ya no siente la necesidad de consumir hidratos de carbono. Yo recomiendo este producto para cualquier persona que quiere entrar en la dieta ceto.
Tengo ya la mayoría de tus libros, incluído el físico, que me han ayudado mucho y soy oyente habitual de tus podcast. Me pregunto qué opinas sobre la dieta cetogénica para mujeres con síndrome de ovario poliquistico. Nos recomiendan la dieta paleo pero querría saber si puede serme útil tambien este programa teniendo en cuenta lo alteradas que tenemos las hormonas.
No conozco neurólogos en México que usen la dieta cetogénica como tratamiento para la epilepsia. En Estados Unidos encontré en Internet que el hospital Jhon Hopkins (uno de los mejores hospitales del mundo ubicado en Baltimore, Estados Unidos) tiene un programa para tratar la epilepsia refractaria con la dieta cetogénica, solo admiten 4 niños al mes ya que pase los criterios de inclusión, le paso el enlace donde dice el sitio que puede hacer la cita: hopkinsmedicine.org/, la podrían asesorar. Saludos
Tuve un mono fuerte con el azúcar (unos 5 días) y con el pan (unos 8-10 días). Pero después se esfumó. Y ni me acuerdo del pan ni de los dulces; se trata de un cambio de hábitos. Mi nevera sólo tiene productos frescos. Los desayunos son una fiesta, cada día diferentes y se acabó la omnipresente tostada (el truco de apartar un poco de la cena del día anterior para tomar con el desayuno es la caña). Vegetales a tutti pleni, carnes, pescados, yoghurt griego, frutos secos… tengo mucho donde elegir.
×