En una dieta cetogénica, todo tu cuerpo cambia su provisión de energía para funcionar casi exclusivamente con grasa, todo el tiempo. Los niveles de insulina se reducen y la quema de grasa aumenta drásticamente. Se vuelve fácil acceder a tus depósitos de grasa corporal para quemarlos. Obviamente esto es maravilloso si estás tratando de bajar de peso, pero hay también otros beneficios menos evidentes, como por ejemplo, tener menos hambre y alcanzar una provisión estable de energía.

Te cuento, tengo 47 años, mido 180 y peso 93 kilos. Hago entrenamientos Hit desde hace 4 años 2-3 veces por semana sesiones de una hora. Llevo un año muy descuidado con la alimentación, y he pasado de los 85 kg a los 93 de ahora, por lo que me viene al pelo el entrenamiento que propones. Hace años, cuando me deje de fumar, engordé mucho e hice una dieta cetogénica (pronokal) que me fue muy bien, pero me prohibían hacer ejercicio intenso, además de tener que tomar, sodio, calcio y otros complementos; además me daba mal olor de aliento. Sobre todo me gustaría no dejar de hacer deporte. Supongo que habrá respuesta en el libro, pero por si me puedes adelantar algo.


PD: Las dietas de Atkins y Dukan, dos famosas dietas de pérdida de peso se basan en la cetosis como método de adelgazar y ya han sido denunciadas y demostradas dañinas para el organismo a largo plazo. De hecho sus autores están expulsados del colegio de dietistas por realizar tales dietas que incumplen el juramento que juraron cumplir: mantener el nivel de salud de la gente.
×